CURUCUTEANDONovedades

La importancia de unos buenos zapatos de baile.

No importa si eres un profesional o un principiante total: los buenos zapatos de baile son una necesidad absoluta si quieres rendir al máximo y progresar como bailarín . Como decía Shakespeare, Si la ropa, hace al hombre, entonces los zapatos ciertamente hacen al bailarín.


Las pistas de baile son de formas, tamaños y materiales diferentes. Como resultado, pueden tener un efecto muy variable para bailar con zapatos comunes. El agarre insuficiente, el agarre excesivo y las zonas adhesivas aleatorias pueden dar lugar a giros incómodos o deslizamientos repentinos de los pies, y es aquí donde los zapatos de baile genuinos de buena calidad marcan la diferencia.

Lo básico que debes saber sobre zapatos de baile

Se distinguen 2 tipos de zapatos de baile, los zapatos de baile latino o salsa y los de Ballroom o salón.

Los zapatos de salsa suelen tener un tacón más alto y arcos elevados para ayudar con los dedos de los pies y el movimiento de la cadera. La diferencia es más obvia cuando se comparan los zapatos de salón y de salsa para las damas: los de salsa son sandalias, o tiene la parte del empeine abierto.

Estas sandalias para bailar salsa son más flexibles que los zapatos de ballroom, pero deben tener siempre el talón cerrado. Como la salsa y otros bailes latinos son muy rápidos, las sandalias aseguran que los pies puedan hacer los giros necesarios en el tiempo correcto.

Sin embargo, muchas bailarinas utilizan zapatos de ballroom para bailar todas las danzas, porque así se aseguran una mayor estabilidad.

Los tacones de ambos zapatos de baile para mujeres suelen ser bastante altos.

En el caso de los hombres, los zapatos de salsa tienen el tacón cubano, que es un taco corto, levemente inclinado hacia adentro.

Los zapatos de baile de buena calidad no son tan caros como se podría pensar y son una de las mejores inversiones que puedes hacer cuando comiences a bailar.

¿Qué deben tener unos buenos zapatos de baile?

A simple vista, cualquier zapato se puede usar para bailar, desde zapatos de calle y zapatos de deporte hasta botas de montaña, pero incluso el zapato de vestir que mejor se ajusta quedará muy por detrás de un zapato de baile. La razón por la cual los zapatos de baile funcionan tan bien es que están hechos para eso, ajustando el pie lo más perfectamente posible, pero con una suela diseñada para dar el agarre necesario y el deslizamiento para que cada paso de baile se pueda realizar con confianza.

La parte superior del zapato puede ser una variedad de diferentes materiales o combinaciones de materiales, y será predominantemente de cuero para los zapatos de los hombres. Los zapatos de mujer suelen ser de cuero, satén o gamuza, dependiendo del estilo y el propósito del zapato.

Donde los zapatos de baile realmente son diferentes es en la suela. Los zapatos de baile tienen una suela que no es adecuada para el uso diario. Esto es porque suelen ser de, microfibra o nobuk, piel de cordero u otro material «blando» similar. Esto les otorga un rendimiento superior en el baile, pero son muy susceptibles al daño de piedras u objetos punzantes y, por lo tanto, solo pueden ser usados en la pista de baile.

En general cuando los bailarines acuden a clases o van a bailar llevan los zapatos de baile y se los ponen cuando llegan al salón. Este hábito es muy común y no hay motivo para sentirse incómodo haciéndolo.

¿Comprar zapatos de baile latino o de ballroom?

Para los hombres, la elección de comprar un zapato de baile es sencilla. Aunque hay varios estilos estéticos disponibles: colores, sencillos, retros, etc., la única diferencia real entre Ballroom y zapatos para baile latino es que éstos últimos tienen un tacón ligeramente más alto para enfatizar el movimiento de la cadera en esos bailes. Debido a eso, los hombres usan el mismo tipo de zapatos para cualquier baile.

Para las mujeres, sin embargo, la gama de estilos es grandísima. La gran mayoría de los estilos son de tipo salsa, ya que es la opción preferida por los bailarines sociales que solo poseen uno o dos pares de zapatos de baile. Los zapatos o sandalias de baile latino son un poco más versátiles que los zapatos de salón para damas, y se pueden usar con la misma facilidad para ambos tipos de baile.

Es fácil reconocer cada tipo de zapatos. Los de salsa o bailes latinos son más ajustados pero abiertos tipo sandalia. Los de baile de salón son más cerrados y más parecidos a un zapato común, pero con un cierre con hebilla o cordones en la parte superior.

La altura de los tacos es variable, y un taco más bajo está indicado para principiantes hasta que se acostumbren a realizar los pasos de baile.

Cualquiera sea el estilo, los zapatos de baile deben ser cómodos. Este aspecto es importante porque suelen ser de horma estrecha, por lo que si tienes un pie ancho deberías probar otro modelo o talla.

En resumen:

Para comprar zapatos de baile no es necesario pagar una fortuna por una buena calidad, ni la opción más barata es siempre la mejor. Si se puede, prueba antes de comprar. Si compras online, pregunta al vendedor qué tipo de horma tiene el zapato y asegúrate de que los zapatos que compres sean cómodos. Bailar rápidamente se convierte en un calvario con pies doloridos o zapatos incómodos. Nunca subestimes la necesidad de mantener tus zapatos limpios y en buenas condiciones generales. Gasta un par de dólares extra en un cepillo para zapatos y te preguntarás cómo te las arreglaste sin él.

Los zapatos latinos se adaptarán a la mayoría de las damas para todo tipo de baile. Para los hombres, los zapatos de salón básicos harán lo mismo.

Por encima de todo, los buenos zapatos de baile te ayudarán a realmente disfrutar de tu baile mucho más que si no los tienes. ¡Ve por ellos!

Fuente: grimaldidance

Spread the love

Comment here