BiografíasCultura e Historia.Novedades

«Tin Tan» Germán Valdés, una leyenda de la época de oro.

Germán Valdés mejor conocido como «Tin Tan», sigue siendo considerado como el ‘Rey de los Pachucos’. Fue una de las más grandes leyendas de la época de oro del cine mexicano. Su nombre real fue Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo, nació en Ciudad de México, el 19 de septiembre de 1915. Fue un  gran actor y comediante, que también incursionó con gran éxito en el mundo del canto.


Fue hermano de Ramón Valdés, conocido por interpretar a Don Ramón del programa ‘El Chavo del Ocho’, de Antonio Valdés Castillo, también cómico del programa ‘Puro Loco’, y de Manuel «El Loco» Valdés. Su hija Rosalía Valdés fue cantante en los años 1980.

En la música

Era caracterizado por su versatilidad, pues era un excelente cantante. poseía una voz con cualidades, que sería inmortalizada en varias hermosas canciones de su época. Su grabación más famosa fue la canción «Bonita», de Luis Arcaraz. 

La canción es interpretada por el gran comediante, en la película ‘Músico, poeta y loco’, en su afán de enamorar al personaje que interpreta su coestelar en la cinta, la actriz Meche Barba. Igual de memorable, es su interpretación de «Contigo» en ‘El rey del barrio’, esta vez, buscando en la ficción de la historia, el corazón de Silvia Pinal. Es también famosa la canción «Cantando en el baño».

A finales de 2005, el grupo mexicano «Maldita Vecindad» sacó a la venta un álbum homenaje llamado «Viva Tin Tan«.​ Este disco, junto al disco «Antología» producido por la hija del actor, Rosalía Valdés, y una biografía de su padre, «La vida inédita de Tin Tan«, escrita por ella misma, pasan a formar parte del renacimiento y revalorización del impacto en la cultura nacional que del cómico se hace en la actualidad.

Actor de doblaje

También fue actor de doblaje de películas de Walt Disney, como ‘Los Aristogatos’, donde le prestó su voz al gato O’Malley, ‘El libro de la selva’, donde hizo la voz y prestó su personalidad al oso Baloo, y la narración del cortometraje de suspenso ‘La leyenda de Sleepy Hollow y el Señor Sapo’.

El comediante pachuco

Su padre, que era del resguardo aduanal, fue enviado al puerto de Veracruz, donde pasó los siguientes dos años de su vida, para después mudarse a la fronteriza Ciudad Juárez, Chihuahua, donde pasó los primeros años de su niñez, y entró a trabajar en la radiodifusora local XEJ, despues de llevar a cabo un sin fin de oficios.

Hizo célebre en su tiempo al personaje del pachuco. La imagen del Pachuco en esa época, estaba muy marginada por la sociedad, que no podía negar su existencia e importancia, en un México cada vez más influido por la cultura de los Estados Unidos. En 1945, el controvertido personaje encarnado por Germán, duramente criticado por José Vasconcelos Calderón, y defendido públicamente por Salvador Novo y José Revueltas, llega finalmente al cine con la cinta «El hijo desobediente».

Tin Tan en el Cine

Germán fue invitado por el productor René Cardona, para hacer un pequeño sketch en la película, ‘Hotel de Verano’ (1943), y una pequeña participación en la coproducción méxico-americana, ‘Song Of Mexico ‘(1944).

Sus primeros cinco trabajos en el cine los hace de la mano del director Humberto Gómez Landero, entre 1945 y 1947, pero la consagración definitiva vendría, cuando comienza a trabajar con el director Gilberto Martínez Solares, a partir de la grabación de la cinta, ‘Calabacitas tiernas’, convirtiéndose junto a Cantinflas en el cómico más cotizado del país. Hacía equipo inseparable con comediantes de gran calidad, entre los que se contaban Marcelo Chávez, Famie Kauffmann «Vitola», el actor José René Ruiz Martínez «Tun Tun» y sus hermanos Ramón y Manuel.

Una de sus escenas más famosas y memorables, está la protagonizada junto a Pedro Infante, en la película titulada ‘También de dolor se canta’, se les vio por primera y única vez juntos en la pantalla grande, en un cómico diálogo, que es ya un clásico del cine mexicano . Así mismo, es célebre la versión cinematográfica de la novela ‘La vida inútil de Pito Pérez’ de don José Rubén Romero,  protagonizada por Tin tan junto a grandes leyendas de la época, como Andrés Soler, Anabel Gutiérrez y Eduardo Alcaraz; llevada a la pantalla con el título de ‘Las aventuras de Pito Pérez’.

Llegada la década de los sesenta, la época de  oro del cine mexicano había llegado a su fin, debido a que las grandes estrellas del séptimo arte mexicano, como, Jorge Negrete, Miroslava, Pedro Infante, Joaquín Pardavé,  Blanca Estela Pavón y  Pedro Infante, habían perdido la vida, por lo que el  cine se quedó sin sus grandes ídolos que el público más amaba,  además, la televisión estaba ganando terreno en el mundo del entretenimiento familiar.

Tin Tan cometió el error entonces, de  comenzar a sacrificar la calidad de sus películas por la cantidad de ellas, en su arte y sus actuaciones pierden la frescura y la magia de sus inicios, llevándolo a caer cada vez más en papeles secundarios, de películas de poca trascendencia. Sin embargo, en esta época todavía brilla con el doblaje inolvidable del oso «Baloo» en El libro de la selva, la narración de Katrina y los dos rivales, versión de dibujos animados de los Estudios Walt Disney ,sobre la leyenda norteña Sleepy hollow, hacia el inicio de la década de los cincuenta, tal vez la más antigua en el cine.

Mientras fue dueño de su inmensa fortuna, una de las curiosidades de cómo gastaba su dinero, fue que motivado por su gran amor al mar, llegó a ser dueño de tres yates, un lujo que se permitió a manera de consentirse a si mismo, sin embargo, por accidentes perdió los tres. Tiempo después, cuando su fama comenzó a menguar, también lo harían sus ingresos.

Precisamente  para evitar despilfarrar toda su fortuna, Tin Tan habia puesto todos sus bienes a nombre de un magnate estadounidense,  que lamentablemente muere en un accidente aéreo, lo cual hizo que Tin Tan perdiera todo de forma automática, de acuerdo con algunas fuentes. Una situación muy parecida, a la que le sucedió a Pedro Infante y al paradero de su inmensa fortuna, que su familia jamás vio tras su muerte.

Gran parte de su dinero, Germán lo invirtió en películas que no le dieron finalmente buenos resultados,  estuvo continuamente en problemas legales, y tenía que cubrir dichas demandas con grandes sumas de dinero. Por si fuera poco, era de los pocos artistas, que no dudaba en ayudar al prójimo, por lo que nunca se negó en prestar dinero a quien le pedía su ayuda, el problema fue, que nunca le devolvieron su dinero de vuelta.

A principios de los setentas sus películas no tuvieron éxitos, su última película fue ‘El Capitán Mantarraya’,  la cual él mismo protagonizó y produjo con el dinero que le quedaba. Sin embargo su salud le daría una lamentable sorpresa.

Últimos días

Comenzó a padecer desde tiempo atrás de fuertes dolores, tras acudir al médico junto a su hermana  le diagnosticaron  un avanzado  cáncer de páncreas. El médico lo había desahuciado por lo que su hermana, le pide al médico que oculte esa información a su hermano, para que no se preocupara más. Por ello tuvieron que aplicarle, cinco ampollas diarias de morfina, para aliviar sus terribles dolores.  En su última etapa de vida, padeció de hepatitis, que le ocasionó posteriormente cirrosis hepática complicada,  que junto a su doloroso cáncer, tuvo un infarto, causándole su fallecimiento, el 29 de junio de 1973, en Ciudad de México. Al morir no dejó fortuna, sólo un testamento en el cual cobijaba a su esposa Rosalía y sus hijos Rosalía y Carlos que en ese entonces eran menores de edad.

Spread the love

Comment here